·PAN·

con masa madre y trufa negra

Ingredientes

3 tazas de Harina de Trigo

3/4 taza de Masa Madre

1 1/4 tazas de Agua Tibia

1 cucharada de Miel de Abejas

1 1/2 cucharaditas de Sal Marina

2 cucharadas de Trufa Negra en conserva

2 cucharadas de Aceite de Trufa

·Historia·

La cuarentena que ya lleva muchísimo más que 40 días, nos llevó a conectarnos, con todos los procesos para hacer alimentos desde cero. Hemos desarrollado habilidades para hacer pan con masa madre, pasta fresca, leches vegetales, yogur, y experimentar el arte de los vinagres y los fermentados. Ésta receta es el resultado de los días infinitos en casa, de los días en los que me doy el lujo de durar un día entero en la cocina, para encontrar el verdadero sentido de alimentar a mi familia. 

Aprendí de mitos, entendí al gluten, a ese al que tanto le huimos sin tomarnos el tiempo de investigar el por qué; aprendí a desear con todas mis fuerzas la perfecta fermentación de la masa madre. He cruzado mi cuarentena consintiéndolallevándola a tomar el sol. Me tomo el tiempo de ponerle una manta en los días más fríos; y sobre todo, me he tomado el tiempo de entender que lo simple también necesita amor.

 

El pan con masa madre, es el camino más lindo y frustraste que he vivido en la cocina; y el logro más celebrado que he alcanzado. Amasar, o AMA-sar es literalmente un arte que nace en el corazón. Este proceso necesita de tus manos, de tu mente, de tus sentimientos. Hacer pan, es un proceso de meditación. 

Ésta receta necesita un camino largo, una masa madre que haya madurado bajo tus abrazos. Reconozco que no suena fácil, pero sí que vale la pena. Además, es un tesoro al que  le vas a sumar un segundo tesoro, ¡trufa negra! Esto es magia. 

EDITORIAL OSCURA  191.jpg

·Manos a la Obra·

El pan de masa madre, es una receta de dos días si solo le sumas el tiempo de fermentación desde que haces la masa. Pero es en realidad, una receta de más de 15 días, si sumas el tiempo desde que haces tu masa madre. Pero animo, es una experiencia maravillosa y retadora. Una descripción del paso a paso, que ésta vez, si necesita numeración.

1. Combina todos los ingredientes en la batidora con el gancho para amasar pan. Si no tienes, puedes hacerlo con las manos. Mezcla hasta que todos los ingredientes estén perfectamente combinados. Si sientes que tu masa, se pega mucho a tus manos y al bowl, agrega poco a poco harina hasta que sientas que tu masa puede manejarse fácilmente; y que no deja rastros en el bowl ni en tus manos.

2. Deja descansar la masa por 20 minutos, y vuelve amasar con el gancho de la batidora, o continua con tus manos. Trabaja la masa por 10 minutos más. Transfiere la masa a un bowl previamente barnizado con aceite, y cubre todo el bowl con vinipel.

3. Deja descansar la masa 3 horas, destapa y vuelve a trabajar la masa estirando y doblándola, por 5 minutos. Vuelve a tapar y déjala descansar de 12 a 24 horas dependiendo del clima en el que te encuentres, entre más frío más tiempo va a tardar en alcanzar su fermentación adecuada. 

4. Al día siguiente, cuando tu masa cumpla el tiempo de fermentación, es decir, que doble su tamaño; le vas agregar aceite de trufa, y si tienes trufa negra, adiciona 2 cucharadas de trufa negra rayada o laminada en conserva. 

5. Dispone la masa sobre un área lisa con un poco de harina, y trabajala, estirando y doblándola continuamente, por 5 minutos. Luego le das forma circular con tus manos, le haces un corte en el centro con un cuchillo muy afilado, agregas un poco de harina, y horneas a 350 grados por 30 minutos o hasta que el pan este dorado. Luego lo vas a retirar de la base en la que lo estas horneando, y lo llevas al horno por 15 minutos más, o hasta que la parte de abajo del pan, también se dore. 

Todo lo que me rodea huele a pan y a trufa, un manjar de dioses que sale del horno y que necesita descansar por 15 minutos antes de ser cortado. Busca una tabla de madera, pon queso brie encima y acompaña con los duraznos rostizados. Sé perfectamente, que serás feliz. 

EDITORIAL OSCURA  292.jpg
EDITORIAL OSCURA  186.jpg

·Masa Madre·

1/2 taza de harina

1/2 taza de agua filtrada

1. Combina los ingredientes en un envase de vidrio, y cubre con una tela y una bandita.

2. Al siguiente día, vuelves agregar 1/2 taza de harina y 1/2 taza de agua, cubres nuevamente.

3. Al tercer día vas a desechar la mitad de la mezcla que tienes, una vez lo hagas la vuelves alimentar con 1 cucharada de harina y una de agua.

4. Continua los días infinitamente hasta que decidas, compartir con ella, alimentándola todos los días con la misma cantidad de harina por agua.