·DECORACIÓN·

Montajes para inspirarte y hacerte sonreír

Decorar, es dejar pedacitos del corazón y esconderlos en libros, en flores, en medio de las velas.

Decorar es el arte de seguir ahí sin que te vean, de ser invisible, de ser música, luz y niebla.

 

¿Qué necesitas?

Herramientas de Trabajo: Malla de gallinero, alambre dulce, cinta floral, corta frío y cabuya.

 

Elementos para Decorar: Flores, follaje silvestre, canastos, velas largas, velones de diferentes tamaños, candelabros, objetos antiguos, especias y hierbas variadas, gasa, retazo de tela, tintura para telas, troncos, ramas de arboles caídos, hojas secas de diferentes tamaños, semillas, envases de vidrio de diferentes colores y formas, jarras y tazas de té.

 

Mobiliario y Menajemesa, sillas, escritorio, plato fuerte, plato de entrada, copa para agua, copa o vaso para vino, cubiertos, platos y bandejas para servir la comida, y tantas cosas como quieras incluir.

EDITORIAL OSCURA  032.jpg

Tips para tu montaje

* Elige un tema de inspiración. Hacerlo, construye el libreto que te permitirá definir los colores y elementos, que serán los protagonistas de la celebración; nosotras elegimos el Bosque, el bosque como escenario y como marco de referencia. Del bosque rescatamos los elementales, la humedad, el silencio, el amanecer, el atardecer, los rayos de luz que se cuelan entre las hojas. El bosque nos regaló sus colores y los recursos que usamos, así, decidimos internarnos en él y respetar sus formas.  Intervenir espacios es más que transformar el lugar al que llegamos, intervenir espacios desde la sutileza y la observación permanente, hace que éste montaje parezca estar allí desde hace años. Hojas sobre las mesas, una araña que ha encontrado un lugar cerca a las flores. Observa, a veces en el caos, hay respuestas.

* ¿Qué elementos incluir en la mesa? Sobre esto no existe una última palabra, a veces tener pocos objetos, estrictamente decorativos, nos permite ser creativos y muy recursivos. Una pequeña jarra olvidada, un viejo plato, un vaso de vidrio que se convierte en el mejor jarrón, un par de botellas, algunas velas pintadas, un trozo de tela arrugado. Hilos, lanas y trozos de encaje, así podemos dar una segunda vida a cualquier objeto, si tenemos claro que puede hacer parte de la mesa y tener armonía con los otros elementos. 

* Dulce y salado. Las mesas deben invitarnos a estar alrededor de ellas, deben ser de fácil acceso, de contrastes y llenas de bocaditos que nos inviten a acercarnos. Las mesas mixtas, que contengan piezas de dulce y de sal, pueden funcionar muy bien cuando tienes pocos invitados. Éste lugar de encuentro sin duda necesitaba luz, las velas se convirtieron en nuestro mejor recurso para dar protagonismo a estos lugares que elegimos, para servir nuestros platos.

* El mejor plan, es tener un margen del proyecto que no esté definido, esto te va a permitir ser flexible mientras realizas el montaje de tu mesa, mover las piezas, encontrar el lugar que le corresponde a cada objeto. Está bien tener un diseño, sin embargo, debes permitirte el factor sorpresa; puedes llevar un par de elementos extra que puedas integrar o reemplazar por algunas piezas que ya habías elegido. ¡Puedes soñar!

* La malla de gallinero, es un excelente recurso para realizar montajes de guirnaldas, por ser tan liviana puedes ajustarla con un alambre a una base firme en el espacio en el que vas a realizar el montaje. Para nosotras las ramas de los árboles fueron los mejores puntos de ajuste, por favor revisa que el punto que elijas, tenga la fuerza suficiente para soportar el peso de las flores, y para que evites caídas del montaje en el momento más inesperado. Solo debes enredar los tallos a través de la malla y tendrás una guirnalda llena de movimiento. Nosotras empezamos con las ramas y terminamos buscando el mejor lugar para las flores.

 

* Tomar un par de fotos te permite identificar la composición del montaje y el balance de color, para que así, puedas realizar los ajustes necesarios.